Fleurier Ebauches SA recibe el certificado de la marca de calidad Minergie

FleurierEbauches

FleurierEbauches

Tras cinco años de renovaciones y una inversión total de 25 millones de CHF, el edificio de Fleurier Ebauches SA, adquirido por el Grupo Chopard en 2007, ha recibido el certificado de la marca de calidad Minergie. De este modo se convierte en el mayor edificio en ser renovado de acuerdo con los estándares de construcción de Minergie en el cantón de Neuchâtel (5.100 m2). Con esta inversión a largo plazo, Chopard, no solo da un paso importante en el camino hacia la integración vertical de su producción, sino que, además, consolida su compromiso con el desarrollo sostenible.

Fleurier Ebauches SA
Esta no es la primera vez que un edificio gestionado por la manufactura con sede en Ginebra ha recibido un certificado Minergie (El sello Minergie es un estándar suizo que certifica la construcción o la renovación de edificios conforme a principios de eficiencia energética y de ecología). En 2010, el Grupo Chopard inauguró en Meyrin un edificio completamente construido de acuerdo con los criterios de Minergie, en el que se han batido todos los records de bajo consumo de energía. Por su parte, las instalaciones de Fleurier Ebauches, situadas justo al lado de la Manufactura de Chopard, han requerido una amplia remodelación. La planta baja se levantó por completo y se procedió a dotar a todo su interior de un aislamiento de un grosor de 120cm. Los zócalos de las fachadas y los tejados fueron aislados y al mismo tiempo se añadió una segunda capa a la fachada del ala, para asegurar la ventilación durante el verano y la recuperación del calor en invierno. Todas las instalaciones eléctricas se han escogido de acuerdo con los estándares Minergie y el tejado se ha cubierto con paneles solares. Para llevar a cabo este proyecto se ha utilizado un total de 25.000 metros cúbicos de volumen SIA (el cálculo que se utiliza por metro cúbico de construcción de acuerdo con la Norma SIA 116) (N. del T. La Norma SIA 116 es un estándar de construcción Suizo). El sistema de automatización del edificio garantiza una temperatura estable a lo largo de todo el año, sin necesidad de utilizar combustible para la calefacción. Cuatro bombas de calor se encargan, tanto de la calefacción, como del aire acondicionado y al mismo tiempo refrescan la maquinaria a través de las aguas subterráneas.

Yvan Perrin Member of the Council of State of Neuchâtel and Karl-Friedrich Scheufele (2)

Yvan Perrin Member of the Council of State of Neuchâtel and Karl-Friedrich Scheufele (2)

En estas instalaciones industriales de última generación se fabrican los movimientos que equipan a los relojes de Chopard y se prevé que, a partir de 2015 se estarán produciendo unos 15.000 movimientos al año.
Actualmente, la compañía emplea a unas 40 personas que trabajan en la producción de seis movimientos diferentes con dos calibres básicos. En esta sede tienen lugar cuatro fases de la producción: la fabricación, la decoración, el montaje y el ensamblado. Gracias a movimientos de última generación y a la optimización de la logística, que permite un flujo continuado de la producción, Fleurier Ebauches SA ha producido 5.000 unidades en 2012 y 7.000 en 2013.

Parte del edificio de Fleurier Ebauches SA alberga un centro de formación para ocho aprendices de relojero-reparador (dos por cada curso anual) en la Manufactura Chopard, así como para empleados de la marca en todo el mundo, que acuden a tomar parte en los cursos de relojería. Como un auténtico taller de relojería, este centro también alberga un servicio post- venta para los movimientos propios de Chopard. En la planta inferior se encuentra el restaurante de la compañía, a disposición de todos los empleados de las dos sedes de Fleurier.

Un compromiso con el lujo sostenible
A lo largo de los últimos años Chopard ha adoptado una política empresarial de desarrollo sostenible que incluye el reconocimiento de los limitados recursos del planeta. Como resultado, además de los edificios con certificado Minergie, la marca se preocupa por el impacto ecológico de su packaging. Todas las bolsas y envoltorios están fabricados con papel certificado FSC, y las cajas cumplen todas las normas medioambientales como el FSC, el certificado Oeko-Tex, y el Reciclado PEFC. Además, Chopard ha establecido un sistema de reciclado, tanto para el material y los equipos, como para las correas. De este modo, los clientes pueden entregar sus correas de caucho para que se puedan reciclar de acuerdo con los más estrictos estándares medioambientales.

Dentro del marco de este compromiso de mantener un comportamiento empresarial responsable desde 2010, Chopard es miembro del RJC, una organización cuyo fin es fijar y hacer cumplir los estándares medioambientales, sociales y éticos en el mundo de la joyería. El RJC (el Consejo para la Joyería Responsable) acaba de renovar el certificado de conformidad de Chopard a su Código de Prácticas para los próximos tres años.

Este año, la compañía ha lanzado además un ambicioso proyecto: “El Viaje hacia el Lujo Sostenible”, en colaboración con Livia Firth, directora creativa de Eco Age y fundadora del Green Carpet Challenge .
En este contexto, la compañía ya ha producido tres artículos para la Colección de Alta Joyería Green Carpet Collection, empujada por la preocupación de asegurar la obtención responsable y la trazabilidad de las materias primas. El oro que se utiliza es Fairmined y los diamantes provienen de minas que cumplen con las regulaciones del RJC.
Como resultado, Chopard ha firmado un acuerdo de asociación con la Alianza para la Minería Responsable, una organización no gubernamental cuyo fin es apoyar a algunas comunidades mineras de América Latina y ayudarles a obtener la certificación Fairmined. Chopard contribuye, de este modo, al desarrollo de estas comunidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>